Cremas sin parabenos

A continuación puedes ver todas las cremas sin parabenos certificadas, de prestigiosas marcas reconocidas en todo el mundo. En nuestra tienda online especializada en cosmética ecológica te ofrecemos un completo y exclusivo catálogo de ellas. Todas las cremas faciales destacan por avanzadas fórmulas naturales sin siliconas, parabenos, perfumes sintéticos ni tóxicos.

VER PRODUCTOS

¿Por qué es mejor comprar cremas sin parabenos? Los parabenes son conservantes que se utilizan en la industria cosmética para alargar la vida útil de un producto. El principal problema que reportan estos químicos es el grado de toxicidad para nuestro organismo y la larga lista de afecciones que provocan en la piel.

Estos químicos, que se encuentran en la mayoría de los productos de belleza, higiene y cosmética, son los que evitan la formación de hongos o bacterias. Función que claramente pueden ejercer otro tipo de principios activos que no sean perjudiciales para la salud, como el parabeno natural vegetal.

Las más cremas faciales sin parabenos hidratantes y antiedad más buscadas:

Crema antiedad

Crema piel grasa

Crema piel seca

Crema piel sensible

Beneficios de usar una crema libre de parabenos

Si son tan perjudiciales y considerados disruptores hormonales, ¿por qué se siguen añadiendo parabenos a las fórmulas? La respuesta es la más simple, dura y dolorosa: por su bajo precio. Esta es la gran diferencia entre comprar un cosmético tradicional o uno ecológico

Los productos naturales u orgánicos “invierten”, no solo en investigación y desarrollo, sino además en otras alternativas que no sean perjudiciales para nuestra salud. Por eso es tan importante comprar cremas sin parabenos que estén garantizadas y avaladas por los principales sellos ecológicos.

Los beneficios se pueden deducir, aunque repasaremos en pocas líneas de qué nos liberamos y evitamos. En 2004, la University of Reading, Edinburgo, realizó estudios contundentes sobre lo perjudicial de este químico. El 90% de los tejidos analizados provenientes de biopsias de cáncer de mama, contenían restos de parabenos.

Otras consecuencias que se le atribuyen: Dermatitis de contacto, enrojecimiento, inflamación, picor y dolor en la piel, tirantez, sequedad (sobre todo después de la ducha). Aunque es un químico aprobado son muchos los estudios y pruebas que demuestran que de inofensivos no tienen ni una pisca.

¿Cómo reconocer la presencia del parabeno en un producto?

Si deseas asegurarte que un producto, cosmético o cualquier tipo de cremas no contiene parabenos, debes buscar denominaciones que combinen paraben o parabeno con metanol, etano o propanol.

Algunos de los nombres más conocidos y usados son Benzylparaben, Butylparaben, Ethylparaben (E214), Isobutylparaben, Isopropylparaben, Methylparaben (E218), Propylparaben (E216).

Dentro de unión europea los parabenos se identifican como E214, E215, E216, E217, E218 y E219. También llevan nombres como Benzoato de sodio, el Sodium (y Ammonium) Laureate Sulphate o metilparabeno.

Aunque la mayoría de las veces las etiquetas de los productos tienen una letra ininteligible, puedes asegurarte de lo que vas a comprar. O bien puedes usar una lupa, y no es broma, o puedes buscar la fórmula en internet. Para mayor seguridad puedes visitar la base de datos de Skyn Deep que recopila información detallada.

Alternativas, las cremas naturales o ecológicas

Algo importante que debes saber es que, si bien se habla mucho de la cosmética natural, esta denominación por sí sola no asegura una fórmula bio. Existen marcas y productos que se venden como “paraben free” o “libre de parabenos”, pero que contienen otros aditivos tóxicos.

En cambio, las cremas ecológicas, además de estar libres de este tipo de aditivos, poseen uno o varios sellos que garantizan sus ingredientes. También se verifican, bajo exigentes normas, los estándares de producción y la calidad de las cremas.

Las cremas de esta clase poseen formulaciones ricas en extractos naturales provenientes de la agricultura orgánica. De modo que también están libres de derivados del petróleo y semillas modificadas genéticamente.

Estos productos ecológicos se elaboran con parabenos orgánicos naturales, que se pueden encontrar por ejemplo en los arándanos. Este tipo de ingrediente se metaboliza de forma inocua por nuestro cuerpo y no agrede el organismo ni la piel.

Mejores cremas libres de parabenos

Ahora te compartimos rápidamente una lista con los enlaces para ver las mejores cremas de marcas bio con sello oficial:

Cremas para la cara

Cremas para el cuerpo

Cremas para las manos

Cremas para los pies

Las mejores a nuestro criterio son aquellas que ofrecen seguridad, calidad, eficacia y una fórmula sana garantizada. Por ejemplo, es importante que este tipo de cosmético esté elaborado sin aceites minerales (mineral oil, paraffinum o petrolatum) o los ftalatos (dietihexiloftalato - DEHP). 

O químicos como el dibutilftalato (DBP) o butibenziftalato (BBP), el Sodium Lauril Sulfate y el Diethnolamine. De todos ellos seguramente te sonarán los nombres más comunes, como las siliconas y los sulfatos.

Lamentablemente, son aditivos y compuestos sintéticos presentes en dentífricos, champú, gel de baño, acondicionadores, mascarillas, etc. Incluso encontramos parabeno en el Ibuprofeno, una locura. El largo camino que queda es cambiar los hábitos de consumo y apostar por la cosmética orgánica, sostenible, respetuosa y que no prueba en animales.